CRÓNICA IRONMAN ITALIA 2023


" Para tener éxito… Es necesario encontrar algo a lo que aferrarse, algo que te motive, algo que te inspire". 

En mi caso, lo tengo claro. Lo que me motiva es mi familia. Por eso este Ironman (el 18 que completo) ha sido especial. Hemos disfrutado de unos días de vacaciones en Cervia, Italia aprovechando la "excusa" del Ironman. 

El jueves a las 9:40 h. Volamos desde Madrid a Bolonia y allí cogimos el coche de alquiler que nos llevaría a nuestro destino final. Aunque el coche no era pequeño (Jeep compass trailhawk) Fue todo un "Tetris"  encajar los cuatro, la maleta de la bici y el resto de maletas. 

Llegamos al hotel al mediodía y decidimos descargar las maletas e ir a comer. Comimos unas "piadinas" , que es un pan plano elaborado con harina de trigo y que se puede rellenar salado (rúcula, queso, jamón, etc.) o dulce (Nutella) , típico de la región Emilia-Romaña, que es donde nos encontrábamos. Están muy ricas! 


Luego  por la tarde nos fuimos a la playa y a recoger los dorsales. La playa es enorme, de arena blanca y con muchos restaurantes. La verdad es que es perfecta para unas vacaciones. 



Esa noche cenamos en un típico restaurante italiano. Yo me pedí una pizza, que es uno de mis platos preferidos antes de las competiciones. 


El viernes nos levantamos tranquilamente y nos fuimos de nuevo a la playa. Yo aproveché para nadar un poco. El agua estaba con pocas olas, pero un poco caliente para nadar con neopreno (hasta 2 horas antes de la salida, no se sabría si estaría permitido su uso o no)  

A las 15 h era el Ironkid (carreras para niños), donde iban a participar Dani (1 km) y Marcos (750 m). 


La verdad es que lo hicieron fenomenal y lo disfrutaron mucho. 


Luego por la tarde tocaba dejar la bici en Boxes, cenar pronto y a descansar para el IM que empezaba el sábado a las 7:30 a.m. 


La salida sería "rolling start", lo que significa que saldríamos de 6 en 6 cada 10 segundos. Se hace así para evitar el agobio que supondría una salida masiva de más de 3.000 atletas adentrándose en el mar a la vez.




Al final permitieron el uso del neopreno, aunque el agua seguía bastante caliente. Yo creo que fue una decisión más por seguridad que otra cosa, ya que también había bastantes medusas. 

Los 3.800 m de natación se me hicieron amenos, ya que mi intención desde el principio era tomarme este IM con tranquilidad. No buscaba clasificarme para el Cto. del Mundo en Kona (ya he estado) ni pensaba mejorar mi mejor tiempo. Sólo quería disfrutarlo de principio a fin, dentro de la dificultad que representan los 226 kms. 
El tiempo fue de 1:06:11 (1:44 min/100 m). 

La transición era muy larga, casi 1 km, para coger la bici y hacer los 180 km de ciclismo. 





El circuito era muy chulo y rápido, aunque había dos subidas de casi 2 km con bastante desnivel que rompía bastante el ritmo. 


Me encontré muy bien hasta aproximadamente el km 150, que me entró una "pájara", provocada por que me quedé sin comida en los bidones. En el km 163 había un avituallamiento pero sólo había bebida. Pillé una botella de Gatorade, pero no fue suficiente, por lo que sufrí bastante en los últimos kilómetros, con amagos de calambres. 


La llegada a la T2 se me hizo eterna...



Tiempo total bike: 5:05:59 ( 35,30 km/h. de media).

Los 42 kms de carrera eran 4 vueltas de 10,5 kms pasando por el centro de la ciudad y el paseo marítimo. 
Por mi experiencia sé que en cuanto dejo la bici y empiezo a correr, puedo intuir si se me va a hacer duro el maratón. En esta ocasión sabía que se me iba a hacer largos los 42 kms. Al hecho de no estar todavía al 100% recuperado de la ciática, se unía que estaba "vacío". Llegué al primer avituallamiento en el km 2,5 y literalmente me tomé 5 vasos de agua, 3 de isotónico, 1 de coca cola y 2 geles. Estaba K.O. Luego empecé de nuevo poco a poco y cuando llegué donde estaba mi familia me paré y les di un beso. Eso me dio un extra de motivación y poco a poco fui cogiendo el  "ritmillo" que pensaba llevar para terminar sin sufrir demasiado. Cada 5 km me paraba en los avituallamientos y bebía tranquilamente un vaso de agua, isotónico o me tomaba un gel. Me tomaba mi tiempo. 



Reconozco que sufrí, es un Ironman!, pero no tanto como en otros que he hecho y la verdad es que terminé como espero terminar siempre...corriendo más rápido que al principio!


También en cada vuelta, cuando pasaba junto a mi familia, me paraba un rato y les daba un beso. 

Al final, terminé  como se termina cuando se disfruta...esprintando el último kilómetro je,je. Tiempo de carrera: 4:01:12 (5:43 min/km). 

Tiempo total: 10:23:11 (Puesto 14º GE)





Como decía al principio, ha sido de las carreras que más he disfrutado. Y, viene bien recordar de vez en cuando que mas allá de los podios, las medallas, las clasificaciones, lo más importante es que hacemos esto para disfrutar. Nadie nos obliga a hacer los sacrificios necesarios para poder terminar un Ironman o cualquier reto similar. La verdadera recompensa es la satisfacción de haber conseguido superar las dificultades durante la preparación y poder terminar algo que nadie nos podrá nunca arrebatar. El sentirnos invencibles por unos instantes. 


Nota: Si estás buscando un entrenador "on line" y quieres información, no dejes de consultarme. luis.arriba@gmail.com. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA GRAN VERTICAL (GRAVEL) 364 km.

CAMPEONATO DE EUROPA DE TRIATLÓN. (LESIÓN - TROCANTERITIS)