OCEANMAN WORLD CHAMPIONSHIP (EGIPT)


      "El cuerpo logra los resultados que la mente cree".

Como decía un amigo, todo empezó en Benidorm como las películas de Alfredo Landa...
Allí conseguí la clasificación para el Campeonato Mundial Oceanman que este año se celebraba en el Mar Rojo (Somabay- Egipto). 
Oceaman es una organización de travesías de natación a través del mundo en las que que hay distintas distancias (1,5 km, 5 km y 10 km) y que en función del número de participantes otorgan unas plazas determinadas (slots), para poder participar en el Campeonato del Mundo que cada año se celebra en un lugar del mundo. 
Conseguí clasificarme en la distancia de 10 km en el Oceanman Benidorm y cuando le propuse la idea a Paz de aprovechar e irnos de vacaciones con los niños al Mar Rojo, le encantó la idea.


La idea era aprovechar la "excusa" de mi clasificación para hacer un viaje de vacaciones juntos. 
Tristemente el Covid nos está poniendo las cosas difíciles a todos y en esta ocasión por un lado teníamos miedo a que las circunstancias cambiaran y no pudieramos viajar y por otro lado los precios que estabamos consiguiendo tanto para el vuelo como el hotel eran bastante buenos

Al final, pudimos viajar (hasta que no estuvimos en el avión no lo teníamos nada claro) y tomamos rumbo a Estambul, donde haríamos una escala y luego a Hurghada (Egipto).

Durante la escala en Estambul, mientras nos comíamos un Kebab, estuve charlando con una pareja de recien casados de Qatar. Empezamos hablando de respeto a otras culturas y acabamos invitandonos a nuestas respectivas casas en cada país. No hay nada como viajar para abrir la mente y eliminar prejuicios. 

Llegamos al Hotel de Somabay por la noche y caímos rendidos en la cama. 

Nos levantamos para ir a desayunar y nos sorprendimos por la variedad y el lujo que ponen los árabes en estos Resorts. Van a ser, si no lo son, ya una clara competencia para nuestro turismo. 


Al día siguiente tenía la prueba por lo que ese día lo dediqué a nadar un poco por la mañana y a recoger
el dorsal. La organización estuvo a la altura en todo momento. 

El sábado 4 de diciembre era la competición. Me encontraba bastante relajado. Como digo muchas veces, a los Campeonatos del Mundo hay que llegar tranquilo y a disfrutarlos. Lo difícil es conseguir la clasificación, pero luego una vez que la has conseguido es mejor tomártelo con calma por que el nivel es estratosférico y es muy difícil hacer un buen resultado. 

Ya, el estar allí, nadando con una agua cristalina donde veías el fondo como si estuvieras en una acuario, era premio suficiente para mí. Y si además, estaba con mi familia, la felicidad era completa. 







En cuanto a la competición en si, creo que me salío bien teniendo en cuenta que era sin neopreno y que estaba rodeado de nadadores (no triatletas). Ya en la prueba de Benidorm me dí cuenta que, en estas pruebas tan largas es muy importante el poder ir en un grupo y orientarte bien para no hacer metros de más. Aquí tuve paciencia y me metí en un grupo desde los primeros kilómetros y aunque a veces parecía que iba excesivamente "cómodo", a medida que avanzaban los kilómetros me reafirmaba en mi idea de que había tomado la decisión correcta. Es curioso como cuando llevas 3 kilómetros sientes que estas agotado y luego el cuerpo saca fuerzas de no se sabe donde y pasas por una montaña rusa de sensaciones en la que se alternan los estados de fuerza y debilidad a partes iguales. 







El resto de días los dedicamos a hacer una ruta en Quad por el desierto (algo que recomiendo totalmente), a montar en camello los niños, a hacer Snorkel (el Mar Rojo es uno de los mejores lugares del mundo para hacerlo. Literamente es como si estuvieras dentro de un oceanográfico). 
La verdad es que han sido una vacaciones muy completas. Ahora vuelta a la realidad del trabajo, los entrenos, etc y a pensar en el siguiente viaje ;-). 










Comentarios

Entradas populares de este blog

ULTRAMAN FLORIDA

X INFINITRI HALF PEÑISCOLA: " MANTENERME EN MIS TRECE"

IRONMAN 70.3 MARBELLA: ANÁLISIS DE LA PRUEBA DESDE DENTRO